Curso de fotografía de David Revuelto, un buen amigo

Un buen amigo David Revuelto, imparte el fin de semana del 23 al 25 un curso de iniciación a la fotografía muy interesante.

12167738_10152779217402185_27725231_n

En la imagen tenéis todos los datos necesarios, pero por si acaso aquí os los dejo:

David Revuelto.
Reservas:629 75 90 16
web

Publicado en Amigos, Cursos | Deja un comentario

Por fin ya está aquí.

Por fin ta está aquí el otoño fotográficamente hablando, ya se que el meteorológico ya entró. Hoy después de dar una vuelta por el bosque, ayudado de la lluvia he sido capaz de ver y captar el otoño. Aunque este año se caen las hojas del seco verano que hemos tenido, a ver si ahora con las lluvias de otoño se soluciona un poco. Para los que quieran ir al buscar el otoño se tiene que dar prisa pues va a ir muy deprisa la caída de hojas.

La imagen de la que he sacado la cabecera de esta estación meteorológica.

FSC201331

Datos de la toma:
Fujifilm X-T10
Fujifilm 60 f2,8 macro
Diafragama 20
Velocidad de obturación 1/2,8
Balance de blancos Nublado

Todas las imágenes están protegidas por su Copyright y son propiedad de sus dueños.

Publicado en Macro, Otoño, Paisaje | Deja un comentario

Agenda LHN Iris, número 12

Nuevo número de la revista Iris LHN.

Todas las imágenes están protegidas por su Copyright y son propiedad de sus dueños.

Publicado en AEFONA, Amigos, Colaboradores, Revistas | Deja un comentario

“Mariposeando”

Hoy era un día destinado a hacer Abejarucos, pero entre unas cosas y otras no sabía bien si iba a poder ir, por lo que tuve que cancelar la sesión. Siempre es bueno improvisar y eso hice. Apenas el par de horas que tenía libre, las destiné a hacer mariposas.

FSC2358

FSC2361

FSC2369

Todas las imágenes están protegidas por su Copyright y son propiedad de sus dueños.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Lamprocapnos spectabilis

Una bella planta originaria de Japón, China, Corea y Siberia, es el tema de la nueva portada.

Copio la denominación de Wikipedia:
Es un planta rizomatosa perenne, nativa del este de Asia desde Siberia al sur de Japón. Es una popular planta ornamental para jardines de flores en los climas templados, y también se utiliza en la floristería como flor de corte para el Día de San Valentín. Suele tener flores con forma de corazón rojo con puntas blancas que se inclinan en tallos arqueados a finales de primavera y principios de verano. Flores de color blanco también se cultiva.

Tiene hojas compuestas con folíolos de tres en tres en tallos de hasta 0,9 m de altura. Las flores tienen forma de corazón 3-5 cm de largo, de color rosa con pétalos exteriores e interiores blancos, colgando en un racimo horizontal. Florecen desde finales de primavera hasta principios de verano . Semillas con blanquecinas elaiosomas nacen en largas vainas.

Como podéis comprobar son unas plantas que nos quedan lejos de nuestro país. Pues aunque parezca mentira. NO. Esta imagen está tomada en Madrid en “El Parque del Capricho”. A veces nos sorprende lo cerca que tenemos los motivos de nuestras imágenes y nos complicamos la vida.

La foto completa.

FSC2239

Todas las imágenes están protegidas por su Copyright y son propiedad de sus dueños.

Publicado en Flores, Macro, Plantas | Deja un comentario

Agenda LHN Iris, número 11.

Desde hace ya bastante tiempo soy miembro de AEFONA. Siempre publicaba las nuevas apariciones de la revista LHN IRIS. Ahora con la nueva versión del blog, después de tener que borrar todo, no había publicado nada sobre LHN. Al aparecer el nuevo número, es buen momento para hacerlo.

Todas las imágenes están protegidas por su Copyright y son propiedad de sus dueños.

Publicado en AEFONA, Amigos, Colaboradores, Revistas | Deja un comentario

Empieza la XIX edición de MontPhoto.

Ya estamos ante la nueva edición de MontPhoto. En esta ocasión la XIX edición.

Aquí tenéis las bases del concurso de este año. Precisamente en las bases acabo de ver que uno de los miembros del jurado de este año es mi querido tocayo y buen amigo Fernando Puche. Desde aquí le saludo y le felicito por ser miembro del jurado.

Todas las imágenes están protegidas por su Copyright y son propiedad de sus dueños.

Publicado en Amigos, Colaboradores, Concursos | Deja un comentario

Programa de Excursiones Didácticas 2015, CENEAM

Hola a todos, después de varios meses de inactividad por diferentes motivos voy a intentar volver a la carga.
Mi buen amigo Carlos de Miguel me acaba de mandar el nuevo programa de excursiones didácticas para este año en el CENEAM. Por cierto participa en una excursión.
Desde el aquí podéis descargar el pdf con la progamación.
Todas las imágenes están protegidas por su Copyright y son propiedad de sus dueños.

Publicado en Amigos, Colaboradores, Información, Organismos Oficiales | 1 comentario

Nueva web de Atrapamomentos

Mis amigos de Atrapamomentos han renovado su web. A la vez han aprovechado para tener nuevos productos. Usan maderas de calidad, papeles de algodón, baritados, etc. Es una buena oportunidad para todos los que quieran tener un detalle ahora de cara a las fiestas. Aprovechar los descuentos de estas fiestas. Cuando llega el paquete a casa es toda una alegría para la vista, pues sólo ver el envoltorio y su preparado es fantástico.

BlogAtrapamomentos

Web: http://www.atrapamomentos.es
Página en Facebook: https://www.facebook.com/AtrapaMomentos?fref=ts
Espero que alguno encuentre algo de su extenso catalogo. No lo dejéis para el último día.

Todas las imágenes están protegidas por su Copyright y son propiedad de sus dueños.

Publicado en Amigos, Colaboradores, Empresas | 2 comentarios

Entrevista a Fernando Puche

He decidido ir poco a poco recuperando entradas que a mi, en su día me parecieron muy interesantes. La categoría “entrevista”, era de las que más me gustaban. Entrevistar a amigos y, que todos conozcan un poco más de su trabajo y su manera de trabajar siempre me ha parecido muy interesante. Hoy recupero la que hice a mi gran y mejor amigo Fernando Puche. Quiero recalcar que esta entrevista la hicimos en el 2008, desde entonces Fernando ha publicado más libros, en concreto tiene ahora, ocho publicados. Al igual que hace ya cinco años que terminó su exposición en Estados Unidos. También tiene nuevas colecciones de fotografía. Sin más os dejo directamente con la entrevista:

Fernando, ¿cómo empezaste en esto de la fotografía?
Bueno, como muchas otras personas, mi primera cámara me la regalo mi padre cuando yo tenía 18 años, así que fue entonces cuando comencé con esta pasión que, a día de hoy, sigo practicando y disfrutando.

Tu disciplina es la de naturaleza y dentro de esta la de paisaje. ¿Has probado otras? ¿Te planteas hacer otras?
Durante años aproveché mis viajes para hacer otro tipo de fotografía mas relacionada con la aventura, las culturas lejanas y lo exótico. Un tipo de imágenes que buscaban inevitablemente lo diferente y lo insólito. Durante aquellos años fotografié ciudades, edificios curiosos, personajes sorprendentes y mucho de lo que me rodeaba (animales, amigos, deportes de aventura…) en un aprendizaje obligado de cómo funcionaba la cámara y cómo veía ella el mundo y cómo lo veía yo a través de ella. Sin embargo, llegó un momento en el que sentí que tenía que decidir qué era realmente lo que más me apetecía captar con mi cámara, y decidí que lo que más me apetecía fotografiar era el mundo natural. Probablemente todo esto surgió por mi temprano contacto con la naturaleza a través de campamentos, excursiones…
Sinceramente, ahora mismo no me planteo hacer otro tipo de fotografía que no esté relacionada con la naturaleza. En realidad, cuando no has de vivir de tus imágenes, lo más lógico es que hagas un tipo de fotografía que al menos te llene, te transmita algo y sea capaz de hacerte pasar buenos momentos. Yo es lo mínimo que le pido ahora mismo a mis imágenes.

Hoy en día, inmersos en la era digital, tú sigues trabajando con analógico ¿porqué?
Yo nunca me he planteado por qué tenía que trabajar en digital, sino por qué debía de abandonar lo analógico. En mi caso nunca encontré una respuesta válida para la segunda cuestión, así que continúo utilizando las mismas herramientas que tan buenos resultados me han dado hasta ahora. A las personas que me han preguntado por qué no me paso a digital, siempre les he preguntado si creen que voy a hacer mejores fotos y siempre me han contestado que no, que es lo mismo que yo pienso. En el fondo, no se trata de cambiar de tecnología, sino de utilizar aquella que mejor te sirva para realizar las imágenes que tienes en la cabeza. Yo, afortunadamente, soy capaz de hacer un trabajo que me gusta con las herramientas que tengo ahora mismo, así que nunca vi motivo para gastarme el dinero en un equipo equivalente pero digital.
Todo esto no significa que no le vea ventaja alguna a lo digital (que las tiene), sino que para mi proceso de trabajo digital me causaría más inconvenientes que ventajas. El primero de ellos el económico (adquirir una cámara digital equivalente a la mía de gran formato), luego el técnico (debería partir de cero para aprender el equivalente digital de mi proceso fotográfico analógico) y finalmente, y no el último, el práctico (pasar horas, días y semanas delante del ordenador retocando los archivos RAW y editando mis imágenes). En fin, simplemente todo esto se resume en que estoy muy contento con cómo trabajo con mi equipo actual y con las fotos que soy capaz de realizar con él.

Con tantas herramientas que existen hoy en día para el retoque de las imágenes, ¿como ves tu este tema que muchas veces es motivo de disputas?
Las tecnologías son para utilizarlas y la historia ha demostrado que nuestra fascinación por las nuevas técnicas es tan vieja con las propias máquinas. El retoque de imágenes ha existido desde la misma invención de la fotografía, así que la tecnología digital no ha inventado nada, solamente ha hecho mucho más sencillo y he llevado hasta extremos insospechados algo que ya existía y que ya usaban los fotógrafos. De hecho, Ansel Adams tiene un libro (EXAMPLES. The making of 40 photographs) en el que explica detalladamente cómo realizó cuarenta de sus imágenes, entre ellas algunas de sus más famosas, desde la toma hasta la copia final, pasando pro los filtros que utilizó, la manera en que reveló los negativos, el papel elegido para la copia y el proceso seguido para realizar esta (máscaras, reservas…).
La diferencia es que los fotógrafos que utilizaban procesos analógicos acompañaban en todo momento a sus obras del proceso de realización de éstas, de manera que todo el mundo sabía que muchas de las imágenes de Man Ray estaba hechas sin cámara, que buena parte de las fotografías de Sebastiao Salgado estaban escenificadas (es decir, preparadas de antemano por el propio autor), que algunas de las más famosas imágenes de John Heartfield eran fotomontajes, que el trabajo más famoso de Lászlo Moholy-Nagy estaba hecho a base de emplazar objetos sobre emulsiones sensibles a la luz, que toda la serie titulada Distortion de André Kertész estaba hecha gracias a la utilización de espejos que distorsionaban la imagen, que Lucas Samaras manipulaba las placas aún húmedas de Polaroid para crear resultados absolutamente deformes y alterados de sus auto-retratos… La historia de la fotografía es rica en detalles de cómo los artistas más célebres han creado sus obras. Hoy en día, todo el mundo sabe que casi el cien por cien de las imágenes que salen en las revistas han sido sometidas a algún tipo de retoque digital, lo cual nadie niega, pues son a menudo los mismos fotógrafos los que retocan los retratos a gusto del cliente.
Los fotógrafos de naturaleza en nuestro país, sin embargo, utilizan esas mismas herramientas de retoque digital, pero son reacios a decir cómo o de qué manera han “alterado” la toma original. Todos sabemos (incluso yo, que no hago digital y mis conocimientos de las nuevas tecnologías son muy escasos por no decir nulos) que los archivos RAW tienden a ser planos, sin contraste y con poca gama tonal, de manera que se hace obligatorio su retoque para extraer de ese supuesto original algo que se parezca mucho más a la imagen que el autor tuvo delante de sus ojos. Pero claro, las herramientas para realizar ese retoque que se supone obligatorio, son utilizadas por los fotógrafos de naturaleza para crear imágenes que a veces contienen elementos que nunca estuvieron delante de la cámara, lo que ha terminado creando desconfianza, disputas y un ambiente un poco tenso cada vez que se toca el tema. El problema no ha sido la aparición de esas herramientas de retoque, sino, a mi parecer, la utilización exagerada de ellas por fotógrafos que luego han negado ese uso, de tal manera que hemos asistido a una eclosión de imágenes maravillosas, espectaculares, tremendamente saturadas y a menudo casi irreales, mientras sus autores intentan convencernos de que eso mismo es lo que ellos vieron con sus ojos. Así pues, las disputas no vienen por el uso (a veces desmedido) de los programas informáticos de retoque de imágenes, sino por el ocultamiento que hacen demasiado fotógrafos de su uso en muchas de sus imágenes. Y si no, que la gente se remita a uno de los últimos comunicados de la GDT.

¿Cómo ves la fotografía de naturaleza en España?
Aunque esto sirva para crearme enemigos o que alguien me ponga a parir, debo decir que, en mi opinión, la fotografía de naturaleza en este país es demasiado dependiente de un tipo de imagen muy espectacular, de gran nitidez, colores saturados y efecto sobrecogedor. Quizá porque seguimos estando muy influidos por la estética de los propios fotógrafos norteamericanos de naturaleza, quienes tienden a ensalzar con sus imágenes la naturaleza de su país pero en un sentido religioso o espiritual que aquí no tenemos. No porque no sintamos algo por la naturaleza, sino porque su tradición naturalista y fotográfica es mayor y más antigua que la nuestra y esto se refleja en su manera de mirar a su entorno natural y captarlo con la cámara.
Por otra parte, seguimos empeñados en retratar la naturaleza desde un punto de vista muy romántico que, sin ser malo, nos enclaustra en un manera de fotografiar demasiado rígida y cierra nuestra imaginación a la hora de mirar al paisaje desde otros puntos de vista. Esto se ve claramente en la distancia que existe actualmente entre el mundo de la fotografía de naturaleza en España y el mundo del arte de nuestro país. Un breve paseo por algunas galerías que exponen fotos, una pequeña visita a cualquier certamen de PhotoEspaña o una ojeada a lo que hacen otros fotógrafos de naturaleza de Europa, nos dice que seguimos demasiado atados a unos patrones de mirar al mundo natural demasiado estáticos y muy subordinados a una visión exageradamente idílica y grandiosa de la naturaleza. Cualquiera puede rebatirme esto, pero creo que un reflejo de ello es que seguimos produciendo una fotografía de naturaleza demasiado similar, con muy pocas diferencias.

El año que viene vas a exponer en Estados Unidos, ¿está más reconocida la fotografía de naturaleza fuera de nuestras fronteras?
Bueno, Estados Unidos tiene una tradición naturalista que se remonta, al menos, a los comienzos del siglo XX y una fotografía de naturaleza que cuenta con unos pioneros a los que hay buscar también en las primeras décadas del siglo pasado. Con estas referencias, es normal que allí la fotografía de naturaleza goce de un reconocimiento mayor. De todas formas, también creo que es importante señalar que Estados Unidos goza de una tradición religiosa muy ligada a la idea del colono en misión divina para crear una sociedad nueva, un sentimiento muy fuerte de pertenencia a su tierra y de conservación de un entorno natural que ha sido creado directamente por la mano de Dios. Con este otro bagaje es normal que la percepción que se tiene allí de las imágenes de naturaleza sea a menudo completamente diferente a la nuestra. Aparte de que en Norteamérica se valora la fotografía de naturaleza como obra de arte desde hace ya muchos años.

¿Que supone para ti exponer en Estados Unidos?
En primer lugar supone una experiencia nueva. Además, exponer en la misma galería que fundó Galen Rowell siempre es una vivencia que no se consigue todos los días. Por otra parte, no deja de ser un reto exponer en la tierra de Ansel Adams, David Muench, Art Wolfe, Frans Lanting y tantos otros. De todas formas, sigo con los pies en el suelo. Es sólo un paso más en mi proceso fotográfico. Las puertas que se puedan abrir son sólo hipótesis que ni me quitan el sueño ni quiero que me quiten un ápice de energía para seguir intentando crear una obra cada vez más creativa.

Has publicado varios libros (en concreto tres), los cuales yo poseo y me gustan los tres porque son muy distintos. ¿Tú tienes alguno predilección por alguno de ellos?
Sé que es un tópico, pero estoy más orgulloso del último. No es sólo porque reúne obra en blanco y negro, es también porque he aplicado cosas que he aprendido del proceso de edición de los dos anteriores, y el resultado se nota. El diseño es mejor, la idea más elaborada y la calidad técnica bastante más alta que en el primero. Aún así, el segundo de ellos (El Paisaje Interior) ha funcionado mucho mejor de lo que esperaba. Siempre es una buena noticia.

¿Dentro de los libros de fotografía que autores te gustan más?
Lo último que he adquirido son libros de Michael Kenna (fabuloso su Retrospective Two), Bruce Barnbaum (excepcional su Tone Poems – Book One), Nick Brandt (necesario su On This Earth), Steve Mulligan (cualquiera de sus dos libros de imágenes merece la pena) y John Sexton (su última publicación es una retrospectiva titulada Recollections). A todo esto podríamos añadir el primer libro de Christopher Burkett (Intimations of Paradise).

¿Es una manera de vender obra?
Es difícil que alguien que no está dispuesto a gastarse unos cientos de euros en una imagen tuya lo haga después de ver un libro tuyo. Publicar un libro con tus fotos es más bien una manera de promocionarte, poder exhibir tus obras con una calidad mucho mayor de lo que aparecen en internet y llegar a gente a la que no llegarías de otra manera. Es como una tarjeta de presentación casi inmejorable.

¿Tu compras obra?
He comprado obra de Michael Fatali y he regalado una fotografía de Ansel Adams. Por supuesto, sobra decir que lo hice cuando los precios fueron asequibles a mi bolsillo.

¿Que fotógrafos te gustan?
Poner nombres siempre es delicado porque a menudo nos olvidamos de alguien y, además, mis gustos han ido cambiando con los años. En general podría decir que me gustan aquellos fotógrafos que son capaces de sorprenderme y, a la vez, me transmiten una nueva manera de mirar a mi entorno. En su momento, Galen Rowell lo hizo, ahora prefiero autores menos espectaculares y obvios, con un tipo de obra en la que la naturaleza pasa a un segundo plano en beneficio de la mirada del fotógrafo.

¿Como ves el asociacionismo en España?
Siempre me ha parecido interesante que la gente con intereses comunes se asocie. Yo mismo he formado parte de un par de asociaciones de fotógrafos de naturaleza. Además, siempre es bueno relacionarse con otras personas aficionadas a la fotografía pues nos aporta ideas, información y puntos de vista diferentes. De todas formas, siempre he percibido el proceso creativo como algo muy personal, así que tiendo a fotografiar solo, alejado del ruido de los grupos, los días señalados y las celebraciones programadas.

En todas tus imágenes veo que salen de dentro. En tu libro El Paisaje Interior dices de esto un poco. ¿Que puedes explicar de que las imágenes salen de dentro?
Cuando llevas unos cuantos años fotografiando la naturaleza, empieza a ser evidente que los lugares tienen demasiada presencia de demasiadas imágenes. Los nombres de lugares míticos pesan demasiado a la hora de visitarlos y retratarlos con la cámara. Para que una imagen salga de dentro uno tiene que ser capaz de desprenderse de muchos de los estereotipos que circulan alrededor nuestro (en parte porque ya hemos fotografiado unos cuantos) y comenzar a mirar al mundo natural con otros ojos. Esto se consigue siendo crítico con las propias imágenes, pero sobre todo esforzándose por crear nuevas composiciones en nuestra cabeza a partir de todas las imágenes que tenemos almacenadas en nuestro archivo visual. Lleva años, cuesto lo suyo y necesita de tiempo y energía, pero los resultados pueden ser excepcionales. Merece la pena intentarlo.

Me apasiona saber más que cómo se hizo una foto, cómo se fraguó dentro del fotógrafo. Por eso por último te pido que escojas una foto, por lo que sea, cariño especial, porque te gustó hacerla en ese momento dado, etc.…y comentes algo sobre ella.

FernandoPuche

Esta imagen la realicé el año pasado, en enero de 2007. Yo descubrí esta cascada a través de una foto que venía en una revista de viajes. La foto en cuestión mostraba la cascada a plena luz de día y sin ningún interés particular, pero a mi me llamo la atención el que se tratase de una caída de agua abierta al horizonte y no encerrada en medio del bosque, como eran la mayoría de saltos de agua que había fotografiado hasta entonces. Lo primero es siempre ir a explorar los lugares que parecen interesantes. Yo lo hice en 2005 y decidí que, puesto que la caída de agua estaba orientada al este, intentaría fotografiarla a primera hora de la mañana intentando que la primera luz del día incidiese en el agua en movimiento. En diciembre de ese mismo año comencé a fotografiar esta cascada, precisamente en invierno pues era la época del año en la que el sol salía justo enfrente de la caída y permitía capturar esas primeras luces sobre el líquido elemento.
Habiendo decidido que por orientación debía fotografiar al comienzo del invierno y por necesidad antes de que llegaran las nieves (y lo cubrieran todo), “sólo” tenía que esperar a que las previsiones meteorológicas diesen día despejado con temperaturas bajo cero para poder capturar los reflejos de esas primeras luces sobre las placas de hielo que suelen formarse en numerosos ríos de montaña durante el invierno. Durante diciembre de 2005 y enero de 2006 fotografié la escena incluyendo el sol, de manera que utilicé varios filtros degradados superpuestos para equilibrar las zonas de luz y sombra, y a la vez, capturar el sol junto a las luces proyectadas por este reflejadas en las aguas del río. La verdad es que las imágenes resultantes eran espectaculares pero siempre pensé que les faltaba algo, o quizá que les sobraba. El caso es que en diciembre de 2006 decidí olvidarme del sol y el horizonte y centrarme solamente en la parte del río. De nuevo, el proceso era el mismo: esperar al invierno y salir con la cámara sólo cuando la previsión anunciase días despejados y temperaturas bajo cero. Cuando llegó el momento no tuve más que repetir lo que había hecho un año antes: levantarme a las cinco de la mañana, conducir durante una hora hasta el lugar, caminar de noche durante casi cuarenta minutos hasta la cascada y esperar a que la idea se materializase delante de la cámara.
En realidad no fue hasta enero de 2007 que pude materializar la idea que había ido fraguando en mi cabeza. Es decir, el río con agua suficiente, temperaturas lo bastante bajas como para crear planchas de hielo sobre las rocas, un día totalmente despejado que me asegurase los primeros rayos de luz sobre las aguas y un fotógrafo, yo mismo, en el lugar correcto y en el momento adecuado. Además, habiéndolo fotografiado anteriormente, los aspectos técnicos no supusieron ningún problema. Por último, decir que he elegido esta fotografía porque creo que representa bien el proceso creativo que hay detrás de muchas de nuestras propias imágenes.

Gracias Fernando.
Gracias a ti por pensar en mi para esta entrevista.

Todas las imágenes están protegidas por su Copyright y son propiedad de sus dueños.

Publicado en Amigos, Entrevistas | Etiquetado | Deja un comentario